“La sustentabilidad es el camino para el desarrollo”

Pablo Fernández

Entrevista a Pablo Fernández S., experto internacional en sustentabilidad y desarrollo, autor e investigador en Corporética.

Aprovechando su visita al país entrevistamos a uno de nuestros asesores ejecutivos, el biólogo Pablo Fernández S., quién dictará una serie de cursos y talleres para APRONAD Costa Rica durante julio y agosto. A continuación la nota con el experto argentino.

- En los últimos años la sustentabilidad se ha vuelto casi una moda y cada vez más personas hablan de sustentabilidad y medioambiente en el sector privado. ¿Cuál es la realidad actual en nuestro continente?.

La realidad por el momento parece ser más teórica que práctica. Esto se debe a que existe mucha confusión en el mundo corporativo latinoamericano respecto a qué significa realmente sustentabilidad, o qué es la RSE. Cualquiera que lleva adelante una iniciativa solidaria o ecológica se declara sustentable, por lo que las verdaderas prácticas sustentables parecen estar restringidas aún solo a las grandes empresas que cuentan con experiencia y personal capacitado. Sin embargo, en los últimos 3 o 4 años esta realidad pareciera estar cambiando gracias al auge de las capacitaciones en la temática, y eso es muy bueno.

- ¿Y esto se aplica a todos los países de la región?

No, hay algunos países que están más avanzados que otros en este aspecto. En Chile, Costa Rica, Colombia y Argentina existen muchas empresas “sustentables”, que llevan adelante sólidos programas de RSE y reportan con calidad GRI. El esfuerzo por difundir la RSE por parte de algunas organizaciones ha sido muy importante para consolidar esta visión. En Costa Rica sé que la CCNRS y la AED trabajan muy seriamente en esta dirección.

- Al hablar de sustentabilidad pensamos inmediatamente en Responsabilidad Social Empresarial (RSE), pero muchas empresas y organizaciones no se arriesgan a implementarlo en sus actividades. ¿Les conviene a las empresas tomar en serio a la RSE?.

Deberían, porque funciona. Durante años se tuvo la apreciación equivocada de que la RSE era meramente filantropía y solo la aplicaban las empresas poderosas que podían darse ese lujo. Pero eso cambió radicalmente; el valor agregado que representa ser “sustentable o responsable” ya se cuantifica financieramente. En efecto, un estudio reciente llevado a cabo por el MIT Sloan Management Review y el Boston Consulting Group reveló que el número de empresas que obtuvo beneficios económicos directamente de sus programas de sustentabilidad y RSE aumentó en casi un 40% en todo el mundo. Esa es la realidad, la sustentabilidad es el futuro, la sustentabilidad paga.

- ¿Entonces por qué algunas empresas y organizaciones siguen reusándose a implementar programas de RSE en sus actividades argumentando que este tipo de acciones no es redituable?

Existen diversas razones. Una de ellas es la falta de personal competente que les permita diseñar programas ágiles y eficientes, y los problemas subsecuentes para hacer una buena evaluación de los resultados obtenidos. Eso influye luego en las estrategias de comunicación ya que no se logran difundir adecuadamente los logros y por ende la empresa no obtiene beneficios cuantificables. Asimismo, la falta de feeling si se quiere, entre la empresa y la comunidad, es otro gran obstáculo; no se genera retroalimentación y los grupos de interés no participan en el desarrollo de la compañía. Por eso es notable observar como ONGs y muchos profesionales que solían trabajar en el tercer sector (como en mi caso) ahora trabajan asesorando empresas para mejorar no sólo sus programas de RSE, sino sus SGMA y la creación de sus políticas de ética corporativa.

- ONGs trabajando para mejorar la sustentabilidad en el sector privado… ¿es compatible?

Las ONGs forman parte del desarrollo y por ende tienen que ver con la difusión de la sustentabilidad. Es perfectamente compatible, porque la sustentabilidad debe ser alcanzada por todo tipo de organizaciones con o sin fines de lucro, de pequeña o gran envergadura, gubernamental o no gubernamental, en cualquier sector productivo o de servicios. Muchas empresas de forma inteligente suelen trabajar codo a codo con ONGs, sobre todo durante las primeras fases de sus programas de RSE; esto se está volviendo cada vez más común. Yo veo muchas ventajas en ello.

- Pero ante los casos negativos que hemos observado últimamente, ¿es posible ser sustentable y no respetar los derechos laborales o contaminar el medio ambiente?

La respuesta es no. La sustentabilidad se apoya en tres pilares: el social, el económico y el ambiental. Cada uno de ellos tiene directrices que deben seguirse para lograr el desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de la sociedad en su conjunto. La sustentabilidad se nutre a su vez del respeto y adopción de convenciones como el Pacto Global y ciertas normas guía de carácter voluntario que acompañan programas de RSE como la ISO 26000 o la SG21 que abogan por el cumplimiento de requisitos esenciales. Ser sustentable es una palabra importante que no debe tomarse a la ligera, porque los consumidores no son fáciles de engañar y además son capaces de distinguir prácticas fraudulentas, lo que puede perjudicar notablemente a una empresa tramposa.

- ¿Por eso los gobiernos también deberían ser sustentables?

Así es, los gobiernos también deben mostrar el ejemplo y aplicar las mismas normas de sustentabilidad y RSE en sus actividades. Mejorando esta faceta es posible entonces controlar con más severidad aquellas empresas que siguen actuando como en 1850. La sustentabilidad es el futuro, lo que no sea sustentable simplemente no funcionará.

- Por otro lado, usted es experto en desarrollo, ¿cómo ve el desarrollo de América Latina en la actualidad?

Creo que América Latina está pasando por un período de transición. Algunas naciones se están desarrollando más rápidamente que otras y eso se sabe no es bueno. Lamentablemente no existen aún vínculos reales que permitan crear alianzas efectivas para avanzar como bloque. Los intentos hasta el momento son sobre todo políticos y por eso los resultados son mediocres. Para que nuestra región surja se necesita compromiso regional y no fomentar “islas” como Chile o Colombia en sud América y Costa Rica en Centroamérica.

- ¿No depende también de un mayor apoyo y ayuda de organismos internacionales como la ONU, UE, FMI?

Cada uno de esos organismos tiene sus propios intereses; cada país a través de sus agencias de cooperación internacional también tiene sus propios intereses. Así la ayuda es coercitiva y depende de ciertos parámetros que a veces no tienen nada que ver con la necesidad o la circunstancia coyuntural (crisis, guerra, sequía). Solo basta con analizar cuánto disminuyó la ayuda internacional en Nicaragua luego de la victoria de Ortega y el Sandinismo. Nicaragua sigue siendo uno de los países más pobres del hemisferio occidental, pero eso no basta para recibir ayuda. Debemos aprender a ayudarnos nosotros mismos, entre vecinos.

- ¿Cuál es el rol de las ONGs en este escenario?

Las ONGs deben trabajar también en convergencia con otras organizaciones y valerse de las alianzas entre ellas para no depender del financiamiento de ciertos organismos internacionales que sólo dificultan su trabajo y no colaboran en nada. Las ONGs son necesarias para acompañar, vigilar e impulsar el crecimiento sustentable de la región, por eso deben aprender a autofinanciarse y ser independientes.

- Muchas gracias Pablo. ¿Algo para agregar…?

Nos vemos pronto Costa Rica.

Pablo Fernández S. estará dictando una serie de cursos y talleres para APRONAD Costa Rica durante julio y agosto. En el marco de las actividades, tenemos el agrado de invitarlo a los siguientes:

Curso ¿Qué es el Cambio Climático? (+info)
Este curso introductorio al Cambio Climático pretende presentar los fundamentos y bases científicas del fenómeno para comprender el concepto y su proyección en cuanto a impactos en el medio ambiente y la sociedad, así como los principales desafíos de Latinoamérica para enfrentar sus consecuencias.

Curso-Taller Prácticas Sustentables (+info)
Este curso-taller brinda un panorama general sobre la temática a través de la revisión del concepto de sustentabilidad, las implicaciones del desarrollo sostenible, el valor de la Responsabilidad Social Empresarial como alternativa de desarrollo y ejemplos prácticos de diseño y aplicación de prácticas responsables.

Para conocer más sobre su trabajo:
BLOG: practicasdeldesarrollo.blogspot.com
TWITTER: @pabfernan

Sobre el Autor: APRONAD